Aprende todo sobre el proceso que causa la inflamación, por qué ocurre y qué se puede hacer.

Clasificación del dolor

Definir el dolor ha sido históricamente muy difícil para la comunidad médica internacional: La actual definición dada por la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) es: “Una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a una lesión tisular real o potencial, o descrita en términos de dicho daño”. El dolor puede ser agudo y corto o crónico y a largo plazo. Hay muchas maneras de clasificar el dolor y muchas de estas clasificaciones pueden superponerse, pero las clasificaciones comúnmente identificadas de dolor son las siguientes:

  • El dolor nociceptivo cumple una función protectora. El dolor nociceptivo resulta de la actividad en las vías nerviosas causada por el daño tisular real o estímulos potencialmente perjudiciales para los tejidos. Los ejemplos más comunes incluyen dolor después de una cirugía, el dolor de la artritis, el dolor de espalda o lesiones deportivas.
  • El dolor somático o inflamatorio se siente cuando hay daño en los tejidos blandos del aparato locomotor del cuerpo. Este tipo de dolor se localiza a menudo y se describe como sordo. Ocurre con mayor frecuencia en hombros, cadera y manos, pero también puede presentarse en la parte inferior de la espalda.
  • El dolor neuropático es causado por una lesión o disfunción del sistema nervioso somatosensorial. Este dolor es causado por un daño o enfermedad que afecta cualquier parte del sistema nervioso, a menudo sin ninguna manifestación física obvia. A menudo se describe como un dolor ardiente, hormigueante, lacerante o punzante. Este tipo de dolor tiende a ocurrir en cuestión de días o semanas a partir de una lesión corporal y en ondas de frecuencia e intensidad. A veces no hay una fuente obvia de dolor y puede ocurrir de forma espontánea.

Aprende todo sobre el proceso que causa la inflamación, por qué ocurre y qué se puede hacer.

Ir a: